¿Párpados irritados y con costras? ¡Podría ser blefaritis!

¿Párpados irritados y con costras? ¡Podría ser blefaritis! 

La blefaritis es una inflamación común de los párpados que puede causar molestias significativas. Se caracteriza por enrojecimiento, hinchazón, ardor, picazón y formación de costras en los bordes de los párpados, a menudo acompañada de escamas similares a la caspa en la base de las pestañas.

¿Qué causa la blefaritis?

Las causas de la blefaritis son diversas, entre las más comunes encontramos:

  • Infecciones bacterianas: Las bacterias que normalmente viven en la piel de los párpados pueden crecer en exceso y causar inflamación.
  • Disfunción de las glándulas sebáceas: Los párpados tienen glándulas que producen aceite para lubricar los ojos. Si estas glándulas producen demasiado o muy poco aceite, puede provocar blefaritis.
  • Caspa: La caspa en el cuero cabelludo puede caer sobre los párpados y provocar irritación.
  • Enfermedades de la piel: Enfermedades como la rosácea y el eccema pueden afectar los párpados y causar blefaritis.
  • Alergias: Las alergias a sustancias como el polen, el polvo o el maquillaje pueden irritar los ojos y los párpados.

¿Cuáles son los síntomas de la blefaritis?

Los signos más comunes de la blefaritis incluyen:

  • Enrojecimiento e hinchazón de los párpados
  • Párpados que pican o arden
  • Sensación de arenilla en los ojos
  • Costras en los bordes de los párpados (FLECHAS AZULES)
  • Escamas en la base de las pestañas
  • Dificultad para abrir los ojos por la mañana por la presencia de moco (FLECHAS BLANCAS)
  • Ojos llorosos

¿Cómo se diagnostica la blefaritis?

El diagnóstico de la blefaritis generalmente se basa en los síntomas y en un examen físico de los ojos. En algunos casos, su médico puede ordenar pruebas adicionales, como un análisis de pestañas o una citología conjuntival, para descartar otras causas de sus síntomas.

¿Cómo se trata la blefaritis?

El tratamiento de la blefaritis depende de la causa subyacente. En la mayoría de los casos, el tratamiento consiste en medidas de higiene ocular, como:

  • Compresas tibias: Aplique compresas tibias sobre los párpados cerrados durante 5 a 10 minutos varias veces al día. Esto ayuda a ablandar las costras y a desobstruir las glándulas sebáceas.
  • Limpieza de los párpados: Use un champú para bebés diluido en agua tibia para limpiar suavemente los párpados dos veces al día. Asegúrese de eliminar todas las costras y escamas.
  • Antibióticos: Si la blefaritis es causada por una infección bacteriana, su médico le recetará antibióticos en forma de pomada o gotas para los ojos.
  • Medicamentos antiinflamatorios: En algunos casos, su médico puede recetarle gotas o ungüentos antiinflamatorios para reducir la inflamación.

¿Cuándo consultar a un médico?

Si experimenta alguno de los síntomas de la blefaritis, es importante que consulte a un oftalmólogo para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados. La blefaritis, si no se trata, puede provocar complicaciones graves, como daño a la córnea y pérdida de la visión.

¡No descuide sus ojos! La blefaritis es una condición común y tratable. Con el diagnóstico y tratamiento adecuados, puede aliviar sus síntomas y prevenir complicaciones. Consulte a su oftalmólogo hoy mismo para obtener más información.